lunes, 23 de enero de 2017

Programas basados en la comunidad



La evidencia  ha demostrado  que las enfermedades crónicas no transmisibles tienen mucho que ver con los estilos de vida poco saludables o con  entornos físicos y sociales adversos.
 Los factores de riesgo como la alimentación no saludable durante un período prolongado, el consumo de tabaco, la inactividad física, el uso excesivo de alcohol y el estrés psicosocial se encuentran entre los principales problemas de estilo de vida. Toda la población puede estar en riesgo , pero este se puede modificar a partir de estrategias en las que intervenga  toda la comunidad.
La principal herramienta para implementar una estrategia de prevención de la población es la intervención comunitaria, que promueve y facilita los cambios de estilo de vida y comportamiento necesarios para abordar un problema particular.
Los programas  de intervención comunitaria combinan acciones y actividades educativas  y de cambio ,capaces de promover sinergias y  un alto grado de generalización y rentabilidad  ya que usan  métodos de comunicación masiva, como el uso de redes comunitarias para difundir la información y potencial para influir en las políticas ambientales, reguladoras e institucionales que conforman la salud .
 
Karelia del Norte en Finlandia y Stanford en los EE. UU son  los escenarios de los primeros programas reales de intervención comunitaria, a principios de los años setenta cuyo objetivo era promover  cambios conductuales sociales y sanitarios en varios niveles de la comunidad, desde el individuo hasta el institucional  

Proyecto Karelia del Norte (enlace al documento)


A principios de los años 70 Finlandia tenía la mayor tasa de mortalidad por ECV en el mundo. El proyecto de Karelia del Norte se inició en 1972 como un programa piloto y de demostración nacional para la prevención de enfermedades cardiovasculares. La reducción de los niveles de población de los factores de riesgo bien establecidos (tabaquismo, colesterol elevado y presión arterial elevada) fue el principal objetivo intermedio. Se utilizó una intervención integral basada en la comunidad que incluía servicios de salud, ONG, industria, medios de comunicación y políticas públicas. Después del período inicial (1972-77), las experiencias del proyecto se han utilizado activamente para el programa integral de salud cardiaca nacional. La evaluación cuidadosa de las encuestas de población y de los registros de enfermedades ha demostrado que los niveles de factor de riesgo de la población han disminuido considerablemente y, por consiguiente, la tasa de mortalidad por EC ajustada por edad entre la población masculina de 30 a 64 años ha disminuido en un 73% entre 1970 y 1995. Karelia del Norte y el 65% en toda Finlandia. También se han observado cambios muy favorables con el cáncer y la mortalidad por todas las causas y la salud general de la población.

Estudio de la comunidad de Stanford

El Estudio de la Comunidad de Stanford se inició en 1974. La información fue difundida por los medios de comunicación a los habitantes de dos ciudades con un total de 30.000 habitantes, con el objetivo de reducir el contenido de grasa en la dieta diaria. También se proporcionó información individual en una de las dos ciudades. Una tercera ciudad sirvió de referencia. Después de dos años de intervención -incluyendo campañas intensivas de información y asesoramiento individual- se demostró una reducción en el contenido medio de grasa en dietas de 25 gramos por día en las dos áreas de intervención, en comparación con tres gramos por día en el área de referencia. Del mismo modo, una caída significativa en el recuento de colesterol de la población se pudo ver en ambas áreas de intervención


viernes, 30 de diciembre de 2016

Promoción de la salud basada en activos: ¿cómo trabajar con esta perspectiva en intervenciones locales?


Uno de nuestros  deseos para el nuevo año es seguir trabajando por el bienestar  de la población, por ello finalizamos con este post,  Promoción de la salud basada en activos: ¿cómo trabajar con esta perspectiva en intervenciones locales que se centra  más en las soluciones que en los problemas,  más en lo positivo según el modelo salutogénico de Antonovsky que decía “Debemos mirar aquello que crea salud más que a las limitaciones y causas de enfermedades”.

En este articulo se resalta la importancia de promover la salud con el modelo de activos , para reorientar la mirada de las  personas en su contexto, centrándose en lo que les produce bienestar. Es necesario promover el enfoque centrado en la salud más que en la enfermedad
Se describen unas recomendaciones metodologicas para trabajar con el modelo de activos para la salud en promoción de la salud. Además se acompaña de reseñas de experiencias que aportan una visión de como  iniciar posibles  intervenciones en la comunidad y posicionar a las personas como protagonistas del proceso de desarrollo de su salud. 

Y otro deseo desde el SARES,  es poder compartir un año más con todos nuestros seguidores,asi que 

miércoles, 23 de noviembre de 2016

La salud pública y las políticas de salud: del conocimiento a la práctica. Informe SESPAS 2016


El informe SESPAS  2016  presentado la semana pasada en la Escuela Andaluza de Salud Pública, de Granada,  es de especial interés por tratar sobre la Salud Pública y las políticas de salud: del conocimiento a la práctica, y en el que hay un  capítulo destinado a la Promoción de la Salud, y que  plasmamos aquí.

En el terreno de la promoción de la salud, este año se cumplen 30 años de la carta de Ottawa como respuesta a las necesidades del mundo industrializado en creciente movimiento salubrista. En  esta reunión se sentó las bases de la promoción de la salud, a través de 5 pilares para la acción y la reorientación hacia una salud en positivo: la acción en las políticas públicas, poniendo la salud en la agenda en todos los sectores, la participación de la comunidad en la toma de decisiones en salud, la acción sobre los entornos facilitando que las elecciones más saludables fueran las más fáciles de elegir, por la población o de defender por los políticos, la reorientación de los servicios sanitarios hacia la promoción de la salud, y la inversión en habilidades personales que capaciten a las personas para mejorar su salud.

Acción en ciudades y barrios
Con respecto a los entornos para la salud, el artículo que se presenta sobre promoción de salud en ciudades y barrios muestra que hay evidencia de la efectividad de determinadas políticas en el entorno local. Sin embargo, existen barreras al desarrollo de la promoción de la salud en las ciudades, entre las que destacan la falta de liderazgo y voluntad política, las políticas que ignoran la evidencia, las culturas sectoriales o por otra parte también el desconocimiento ciudadano de las causas del bienestar y la salud. Sin embargo ya tenemos algunas experiencias locales favorables a la salud y la equidad, que han utilizado herramientas clave como la Salud en Todas las Políticas, la participación social, o la publicación de información de salud por ejes de equidad.

La reorientación de los servicios de atención primaria hacia la promoción de la salud describe una identificación de las responsabilidades.
La Estrategia de Promoción de la Salud y Prevención de la Enfermedad del Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad es una es una oportunidad identificada, también en otros artículos, a aprovechar. También es necesaria más y mejor evaluación de las actividades
comunitarias, y extender la práctica de las que ya funcionan. Se presentan Proyecto COMSalud, en Cataluña y La Estrategia de Alimentación Saludable y Vida Activa del Govern Balear que permite, junto con otras buenas experiencias que se están dando a lo largo de nuestro territorio, ponerse a trabajar.

Mejora de las condiciones de trabajo mediante la participación
La participación de los  agentes de interés es determinante en la mejora de las condiciones de trabajo y de empleo. Se presenta una experiencia de aplicación del Método ERGOPAR de ergonomía participativa y se muestra que es un procedimiento viable y útil, adaptado a las empresas españolas y debería considerarse su aplicación como una alternativa  eficiente para las empresas interesadas en mejorar las condiciones ergonómicas en el trabajo. El servicio de prevención es el órgano de la empresa que debe coordinar la planificación y la evaluación de estos programas de ergonomía participativa. Su evaluación económica ayudaría a su extensión en un gran número de empresas ,tanto medianas como grandes.

Activos para la salud
 La mirada del modelo de activos, fomenta que las comunidades reorienten su mirada al contexto y se centren en aquello que mejora la salud, el bienestar y la equidad. Se describen unas recomendaciones para trabajar con el modelo de activos para la salud en promoción de la salud. En nuestro contexto, existen algunas buenas prácticas acerca de cómo trabajar con este modelo, que pueden servir de guía a otras experiencias que están iniciándose. Este artículo lleva a gran cantidad de material adicional on–line donde se puede leer un resumen de todas estas experiencias y crear una red de intercambio

Dentro de las aportaciones centradas en aspectos de vigilancia en salud pública, se aborda el uso de los informes de salud como eje de los servicios de salud pública, desde las experiencias fundacionales de Inglaterra y de Liverpool en el siglo xix, pero poniendo de manifiesto diversas experiencias positivas en España. También se aporta un valioso trabajo sobre la vigilancia de los determinantes sociales en salud, y  menciona como utilizar las redes de intercambio de experiencias como sistemas de información en promoción de la salud, utilizando el caso de la Red Aragonesa de Proyectos de Promoción de la Salud (RAPPS) y la Red Aragonesa de Escuelas Promotoras de Salud (RAEPS). Estas redes de experiencias facilitan la gestión del conocimiento en la implementación de estrategias de promoción de la salud entre los profesionales que trabajan en el territorio, los técnicos de los sistemas de información y los responsables de la formulación de políticas de salud. Pueden proporcionar además indicadores para valorar la intersectorialidad, la participación ciudadana, el desarrollo comunitario y la equidad de las actuaciones de promoción de la salud, así como su distribución en el territorio.

lunes, 31 de octubre de 2016

SIEM. VIII Jornadas Género y Educación


VIII JORNADAS EDUCACIÓN Y GÉNERO
los días 3 y 4 de noviembre
de 16.00h a 21.00h
en la Facultad de Educación, Aula 1.10
ENTRADA LIBRE 


Programa
El SIEM, Seminario Interdisciplinar de Estudios de la Mujer de la Universidad de Zaragoza, invita a la comunidad universitaria a las VIII Jornadas de Género y Educación que organiza y que se celebrarán los días 3 y 4 de noviembre en la Facultad de Educación. 

En esta edición las Jornadas se centran en el tema de "Educar en relación. Educar en igualdad. Género, sexo e identidad en las aulas".
Constarán de las siguientes partes: Experiencias educativas, Conferencia, dos Mesas redondas, un Taller de sensibilización en prevención de violencia de género y un Recital de poesía a las 20:30 el ultimo día.

Inauguración: Enrique García, decano de la Facultad de Educación, Natalia Salvo, directora del Instituto Aragonés de la Mujer IAM, Palmira Vélez, coordinadora del Seminario Interdisciplinar de Estudios de la Mujer de la Universidad de Zaragoza SIEM.
Clausura: Palmira Vélez, coordinadora del SIEM.

jueves, 13 de octubre de 2016

Salud y bienestar de la mujer en Europa


 
 Este documento Salud y bienestar de la mujer en Europa elaborado por la OMS que cubre  el período 2017-2021 de la estrategia global para la salud de las mujeres, los niños y los adolescentes,  presenta una instantánea de la salud de la mujer en la región europea. 
 
 Las directrices que se proponen en dicha estrategia están destinados a apoyar a los países en sus compromisos para mejorar la salud de las mujeres, realizado a través de la adopción de la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible . 
 
Muestra el impacto de género, es decir, la importancia de las desigualdades que sufren las mujeres. Diferentes variables sociales, económicas y ambientales no son invisibles al hecho de pertenecer al género femenino., aquí se analizan y se hace referencia al empoderamiento y  como evitar el impacto que produce  la discriminación y los estereotipos de género.

Asimismo, considera cómo los sistemas de salud centrados en las personas podrían responder a las necesidades de las mujeres; y hace hincapié en las perspectivas importantes para los marcos internacionales y nacionales que rigen la salud de la mujer y el bienestar en Europa.

miércoles, 31 de agosto de 2016

Promover la cultura de la humanización en el medio sanitario, puede ser una realidad


 A partir de  las opiniones y propuestas, sobre las necesidades, demandas y expectativas en relación con la humanización de la asistencia sanitaria,  la Comunidad de Madrid ha diseñado el Plan de humanización de la asistencia Sanitaria 2016-2019   un excelente recurso o guía  para los profesionales de la salud .

El Plan cuenta con 10 líneas estratégicas que conforman  27 programas de actuación, y se pretende hacer a lo largo de cuatro años,   incluye un 'Decálogo para la Humanización dirigido a los profesionales sanitarios', así como un programa de formación en aprendizaje de competencias de los profesionales para mejorar la humanización asistencial.
 
  Las  bases teóricas del abordaje son :

- Atención centrada en la persona, personalización de la atención

- Calidad de trato

- Información y comunicación

- Seguridad y confianza

- Continuidad e integración de la atención

- Accesibilidad externa e interna

- Confort de los entornos

- Cuidado en las situaciones especiales

- Participación y corresponsabilidad de los ciudadanos

- Fomento de la autonomía de las personas

- Atención integral y holística

- Los profesionales, agentes de humanización

- Dignidad y respeto de los derechos de las personas

- Comprensión de las necesidades y expectativas e los pacientes y/o ciudadanos

En el diseño y elaboración han colaborado pacientes, cuidadores, asociaciones de pacientes, asociaciones vecinales, federaciones y ciudadanos en general, así como profesionales y directivos de la Consejería de Sanidad.

 Una de las estrategias del Plan es la creación de la Escuela Madrileña de Salud de la Comunidad de Madrid para potenciar el papel activo del ciudadano en el cuidado de su salud, autogestión de su enfermedad y propiciar la toma de decisiones informadas y compartidas respecto a su salud. La Escuela, a modo de espacio de participación ciudadana, ofrecerá formación y difundirá información sobre promoción de salud, manejo de enfermedades, actividades sanitarias de interés para el ciudadano, canalizando de manera interactiva las propuestas y necesidades de los madrileños en materia de salud. Favorecerá los contactos entre pacientes, personas y profesionales con el fin de que se presten apoyo mutuo.