martes, 22 de enero de 2013

CERRANDO LA BRECHA: La PolÍtIca de acción sobre los determInantes sociales de salud.Todos por la equidad

La acción sobre los determinantes sociales con el objeto de establecer sociedades inclusivas, mejorar la salud y lograr un desarrollo más amplio puede ser una tarea difícil. no obstante, la acción es posible en todos los países, en todos los niveles de ingresos. En cada país, se puede empezar a ejecutar una estrategia sobre los determinantes sociales, encaminada a mejorar el funcionamiento de las sociedades y emprender el camino de la disminución de las inequidades en salud además, con la voluntad política necesaria, se podrían hacer enormes progresos para aumentar la atención a los determinantes sociales de la salud y elaborar políticas más coherentes.Con su objetivo a nivel mundial en el presente documento de trabajo se buscó destacar los procesos clave que han de ejecutarse y tendrán que adaptarse a las realidades de cada país y definir los temas prioritarios de la acción desde el inicio.
En primer lugar, existe la necesidad de fortalecer la gobernanza de la acción sobre los determinantes sociales a varios niveles, desde el local al mundial; la acción holística sobre los determinantes sociales exige tener en cuenta todos los intereses e incluir a todas las personas que se ven afectadas por el proceso de la toma de decisiones, especialmente los grupos más desfavorecidos; y tener clara la definición de las inequidades en salud como una medida común del fracaso de las políticas y la capacidad de resolver los conflictos entre los diferentes intereses.
Este marco ofrece una excelente ocasión de institucionalizar un incremento del interés por la equidad en los procesos decisorios a todos los niveles del gobierno y en todo el sistema de gobernanza mundial.
En segundo lugar, se debe mejorar la distribución desigual del poder entre las distintas clases y grupos dentro de la sociedad mediante el fomento de la participación de los grupos que antes estaban excluidos en el proceso de toma de decisiones. La promoción de la participación de las comunidades en las políticas es fundamental para crear una base social amplia de apoyo para las políticas innovadoras sobre los determinantes sociales.
 La participación comunitaria puede mejorar de forma considerable la calidad y la capacidad de respuesta de los servicios de salud y otros servicios sociales, al mejorar la gestión, la vigilancia, la responsabilidad y la evaluación. Para facilitar y fortalecer la participación, los gobiernos deben reconocer el liderazgo de los movimientos sociales y las organizaciones de la sociedad civil. La medición de las inequidades en los resultados de salud por sí sola identifica el problema pero brinda poco material para las soluciones.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada