martes, 27 de junio de 2017

La Encuesta Europea de Salud en España


La Encuesta Europea de Salud en España (EESE) 2014, realizada por el Instituto Nacional de Estadística (INE), es la parte española de la European Health Interview Survey (EHIS), coordinada por Eurostat y regulada por Reglamento (EC) 1338/2008 y Reglamento de la Comisión 141/2013.
El cuestionario para España fue adaptado conjuntamente por el INE y el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad para permitir la comparación con los principales indicadores de la Encuesta Nacional de Salud, añadiéndose además una serie de variables.
 La metodología utilizada permite continuar las series de los principales indicadores nacionales.
Es una investigación de periodicidad quinquenal dirigida a los hogares, donde se recoge información sanitaria relativa a la población  en España de 15 y más años, residentes en viviendas familiares principales, a nivel nacional, con una muestra de 22.842 entrevistas personales, mediante un cuestionario común europeo. Esta información permite planificar y evaluar las actuaciones en materia sanitaria, tanto europeas como nacionales.

El cuestionario consta de 4 módulos:
  1. Módulo sociodemográfico (hogar e individual),
  2. Módulo de estado de salud, 
  3. Módulo de asistencia sanitaria 
  4. Módulo de determinantes de la salud. 
Para esta publicación se han seleccionado 30 indicadores  de salud de la población adulta, procedentes de ambas encuestas.


Que comprenden el estado de salud de la población, la salud autopercibida y, en los mayores, la limitación para las actividades de la vida diaria, además aspectos tan importantes como la depresión y el dolor. Aumenta el peso de los determinantes de la salud, como de las enfermedades y factores de riesgo de enfermedades crónicas, propio de  las sociedades que envejecen.
Se ha  seleccionado el tabaquismo, el alcohol, la actividad física, y la alimentación saludable para esta presentación, junto con el sobrepeso y la obesidad, la diabetes y otros factores de riesgo como la hipertensión o la hiperlipidemia.
Para la selección de los indicadores que se presentan, se ha querido prestar especial atención a las necesidades y  cambios que puedan haberse producido en estos años. Además de la utilización de los
distintos niveles de atención sanitaria, ocupan un lugar principal las necesidades no cubiertas de la población adulta, tanto las necesidades de ayuda delas personas que padecen una limitación, como la inaccesibilidad a la atención sanitaria por motivos económicos, esté o no cubierta por el sistema sanitario público: atención médica, salud dental y acceso a los medicamentos.
Finalmente se ha incluido la estimación de los cuidados informales, que en  ocasiones refleja también necesidades no cubiertas.
.

No hay comentarios:

Publicar un comentario