jueves, 19 de noviembre de 2015

Informe Mundial sobre el envejecimiento y la salud


 La mayor esperanza de vida, sumada a las caídas importantes en las tasas de fecundidad, son la causa del rápido envejecimiento de las poblaciones de todo el mundo.
Por lo tanto se necesita con urgencia una acción pública integral con respecto al envejecimiento de la población y esto implica  necesariamente cambios fundamentales,  que son cuestiones clave  para la salud pública como  tener en cuenta la diversidad, reducir la inequidad, garantizar el derecho a elegir, propiciar el envejecimiento saludable en la comunidad.  

En el Informe mundial sobre el envejecimiento y la salud elaborado por la OMS se presenta un marco de acción que promueve un envejecimiento saludable en torno a un nuevo concepto de capacidad funcional,  donde es  preciso alejar a los sistemas de salud del modelo curativo y acercarlos a la prestación de cuidados integrales, centrados en las personas mayores.

En los  distintos  capítulos de este informe se  va desarrollando  lo que significa la salud en una persona mayor y  cómo se puede formular una estrategia de salud pública  para fomentarla.,  un modelo como base para evaluar las tendencias y  se proponen medidas que deben de tomar  sectores referentes como son los
sistemas de salud, los sistemas  de atención a largo plazo, y el papel de otros sectores implicados. 

Además, a lo largo de este informe se hace hincapié en que todos estos aspectos del entorno de una persona mayor tienen que funcionar de manera integrada para hacer posible el envejecimiento saludable. 
Al final, se señalan unas medidas clave que deben adoptarse  para un Envejecimiento Saludable como:
  •  Adaptar los sistemas de salud a las poblaciones de edad que estos atienden actualmente
  • Crear sistemas de cuidados a largo plazo
  • Crear entornos amigables con las personas mayores
  • Mejorar la medición, el monitoreo y la comprensión
 Resumen  

No hay comentarios:

Publicar un comentario