jueves, 30 de abril de 2015

Hábitos saludables para evitar el deterioro cognitivo y vascular en los mayores


Un estudio realizado en Finlandia sugiere que una combinación de  dieta saludable , ejercicio y entrenamiento cerebral puede ayudar a evitar el deterioro mental en los ancianos.
El estudio  doble ciego ensayo controlado aleatorio (ECA) publicado en la revista médica The Lancet. fue realizado por investigadores de varios institutos en los países escandinavos, incluyendo el Instituto Karolinska en Suecia, el finlandés Instituto Nacional de Salud y Bienestar Social, y de la Universidad del Este de Finlandia se centró en si un programa combinado de orientación sobre la alimentación saludable, el ejercicio, la formación del cerebro y el manejo de los factores de riesgo como la presión arterial alta (asociado a a la demencia vascular ) podría tener un efecto en el riesgo de demencia y la función cognitiva.
 De las 1.260 personas  de 60 a 77 años que participaron en  este estudio durante  dos años, la mitad fueron asignados al azar para ser el grupo de intervención que recibió  un programa intensivo que constaba de cuatro intervenciones dieta , ejercicio, entrenamiento cognitivo y gestión de los factores de riesgo metabólico y cardiovascular para la demencia.  Esto incluyó reuniones periódicas con la enfermera del estudio y un médico para las mediciones de la presión arterial, el peso y el IMC, circunferencia de la cadera y la cintura, exámenes físicos, y recomendaciones para la gestión de estilo de vida. Mientras  la otra mitad de los participantes actuó como grupo de control, que recibieron sólo consejos de salud regular. Todos los participantes recibieron las pruebas estándar para medir su función cerebral en el inicio y a los 12 y 24 meses.

 Los investigadores encontraron que, en general, los resultados de medición de la función cerebral en el grupo que recibió el programa fueron un 25% mayores que en el grupo control.

Como conclusión este ECA sugiere una combinación de asesoramiento sobre el estilo de vida, actividades de grupo, sesiones individuales y de vigilancia de factores de riesgo parece mejorar la capacidad mental en las personas mayores en situación de riesgo de demencia.
 
El ensayo se realizó en Finlandia y sus resultados pueden no ser aplicables en otros lugares, aunque las intervenciones incluidas, como la dieta y el ejercicio, son similares a las recomendaciones de otros países.

 
Parece ser que  lo que es bueno para el corazón, tales como el ejercicio regular y una dieta saludable, también es bueno para el cerebro. También puede ser útil considerar el cerebro como un tipo de músculo,  si no se ejercita  con regularidad, se puede debilitar.

.Este estudio muestra que un enfoque combinado es beneficioso y corrobora  que los beneficios de unos estilos de vida saludables como llevar una dieta saludable, ejercicio y una vida social activa , con un montón de intereses pueden ayudar a reducir el riesgo de demencia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada