martes, 30 de agosto de 2011

Una mirada hacia los hijos e hijas expuestos a situaciones de violencia de género

La erradicación y prevención de la violencia de género se ha centrado en los efectos y consecuencias que sufren las mujeres como víctimas protagonistas y principales.

Actualmente se hace cada vez más evidente en la práctica de los profesionales la necesidad de ampliar el foco de atención que abarque tanto a la mujer víctima de violencia de género como a sus hijos e hijas.

Entre las diferentes manifestaciones de la violencia de género, una de las más importantes es la originada dentro de un sistema familiar.  En la mayoría de estos casos se encuentran menores, lo que afecta a su desarrollo evolutivo a corto, medio y largo plazo.  La violencia ejercida contra la mujer se extiende inevitablemente a los hijos/as y origina secuelas físicas, emocionales y psicológicas importantes.